Primero será la sequía, luego lluvias torrenciales

Por: Miguel Ballinas / Cp

 

De acuerdo con el pronóstico meteorológico, Chiapas pasará de Niño intenso (sequía) a Niña en este mismo año, es decir, a un período de lluvias torrenciales sin mediar el año neutro, confirmó el secretario de Protección Civil, Luis Manuel García Moreno.

 

Focos rojos

El funcionario informó que por el período de bajo registro de precipitación de lluvias, desde septiembre del año pasado Chiapas logró una declaratoria de emergencia por sequía para esta etapa de estiaje que vamos a enfrentar en los próximos tres o cuatro meses.

 

Incluso, dijo, están preparados para atender las necesidades de la población en materia de agua para consumo humano, con una estrategia social de reparto de agua en pipa en los 122 municipios, que involucre al sector público y privado.

 

“Después tenemos la transición de Niño intenso a Niña, sin pasar por año neutro. Todos los modelos de pronóstico de la Organización Meteorológica Mundial, confirman que va a haber una transición de seco a lluvia, de tal manera que vamos a pasar de estiaje severo a muchas lluvias y probables inundaciones en este mismo año”, refirió.

 

Niño

García Moreno explicó que la declaratoria de emergencia permite mantener el enfoque especial sobre esta región del país, cuando el fenómeno del Niño se manifiesta de forma intensa, como ocurrió en 1997-1998.

 

Por ello se le ha pedido a la población que comience el proceso de racionalización del vital líquido, que haga uso preciso de la cantidad que se requiere para enfrentar la situación de crisis que viene y “generar conciencia” del efecto negativo del cambio climático en este tema.

 

Niña

Sin embargo, precisó que para los meses de agosto, septiembre y octubre, el fenómeno de la Niña tendrá registro sobre la región, lo que significa que tendremos (en los meses de mayor dato histórico de lluvias en Chiapas,) precipitaciones torrenciales, sin considerar, la posibilidad de un ciclón tropical sobre nuestro territorio.

 

El antecedente

Cómo año análogo (parecido, semejante) para este fenómeno meteorológico extremo y continuo, los expertos refieren 1998, cuando incluso el huracán más destructivo “golpeó” la región de Centroamérica: el huracán categoría 5, llamado “Mitch”.

 

“Como año análogo tenemos el año de 1998, cuando tuvimos muchos incendios. Fueron casi 200 mil hectáreas siniestradas en Chiapas y, prácticamente, la lluvia los apagó, fue cuando ocurrió el desastre de Valdivia, en Mapastepec”, recordó.

 

Fuente:- http://www.cuartopoder.mx/primeroseralasequialuegolluviastorrenciales-151814.html#.Vtbx9se1tTU.twitter